sábado, 11 de octubre de 2014

Matrimonio de S.A.R. el Infante de Simsburgo, Don Carlos Macklamoor y De Simsburgo, y la Excma. Sra. Duquesa de Dos Altos Montes, Doña María Antonia de Villakisiera y De Todos Meopongo.

Willow Creek: Domingo, 05 de Octubre de 2014.
S.A.R. el Infante de Simsburgo, Don Carlos.

S.A.R. Don Carlos y la Excma. Sra. Doña María Antonia.

El pasado domingo 05 de Octubre de 2014, S.A.R. el Infante de Simsburgo, y Duque de Alsimsia, dos veces Grande de Simsburgo, Don Carlos Alberto Sancho Alfonso Juan Manuel Del Sagrado Corazón Macklamoor y De Simsburgo, el segundo hijo de la S.M. la Reina Doña Nicoletta I, contrajo matrimonio con la Excma Sra. Duquesa de Dos Altos Montes, Doña María Antonia De Villakisiera y De Todos Meopongo, en una ceremonia de estado que se realizó en la Planta Principal del Palacio Real de Simsburgo en Willow Creek.

El Beso en el Altar, interrumpido por los colados. 

La boda se realizó a través de un acuerdo nupcial entre la Casa Imperial de Todos Meopongo y la Casa Real de Simsburgo, con el fin de afianzar la unión entre ambas familias, situación que viene a dar fin a la rivalidad que se había generado tras la prohibición de noviazgo entre S.M. el Rey Don Carlos I, en esa era Infante de Simsburgo, y la S.M.I. la Emperatriz Airis I, quien ostentaba el título de Gran Duquesa de Todos Meopongo, por su parte.

Los novios y S.A.R Doña Sofía.
LOS INVITADOS.

Entre los más de 2.000 invitados, de los cuales solo el 91% asistió, destacaron los miembros de las Casas Imperiales de Todos Meopongo y Del Mal, la Casa Real de la Isla de la Cruz, la Casa Principesca de Simsi y por supuesto la Casa Real de Simsburgo, organizadora del evento.

S.M. la Reina Doña Nicoletta I, sirvió de anfitriona en el evento.

También estuvieron presentes muchas familias nobles y aristocráticas, entre las que destacaron: Los Duques de Gest y Marqueses de Robles, los Duques de Lápida, de Quejas, de Temores, de Longeva, y de Culetes. Los Marqueses de Giulianno, de Letras, de Bienquerida, de Aurora Sonriente, de Gracias, de Vecinos y de Alada. Los Marqueses-Condes de Reivindicación, de Xionrose, de Isla Cerca y Mística. Los Condes de Entusiastas, Palacetes, Pesadilla y Meaburros. Los Vizcondes de Nolosveo, y los Barones de Piropos y Dos Cuentas.

S.A.R. Don Scot (de pie), S.A.R. Don Jacinto y el Excmo. Sr. Don Hank.

EL BRINDIS.

Fiel a sus excéntricos gustos, la Emperatriz Airis, volvió a colocar la nota alta, cuando en un brindis por los novios, indicó que no había traído un regalo para los recién casados, porque el haber pagado la operación de implantes de silicona de la novia era el mejor regalo que le podía dar a su ahijado Carlos, y que le deseaba que los disfrutara mucho durante la noche de bodas.

Una colada fue la que filtró al información del regalo.


LA CEREMONIA.

A juicio de los asistentes, la ceremonia habría estado perfecta si no hubiese sido por los colados, que se colocaron de pie en la primera fila, tapando la vista a quienes estaban sentados, haciéndolos perder el emotivo instante en que la Duquesa usaba todas sus fuerzas para colocar el anillo en el dedo de Don Carlos, mientras pensaba en voz alta “vamos maldito anillo, ahora no, vamos, antes que se arrepienta…

El anillo no entraba.

EL PASTEL.

Ya casados, Don Carlos se dirigió a cortar el humilde pastel dispuesto para la ceremonia, sin embargo, la ya Infanta Consorte de Simsburgo, Doña María Antonia, prefirió ir a bailar con sus amistades, lo que presagia que las antiguas costumbres pasarán al olvido.

El Pastel.

S.A.R. Don Carlos llevaándole un trozo de pastel a su mujer. 


12 comentarios:

  1. ¡Que bonito te ha quedado todo Dani, me encanta!

    ResponderEliminar
  2. de nada es una maravilla, jo, que imaginacion la tuya

    ResponderEliminar
  3. Hola, así es que tú eres... me encanta tu blog, ya me pasaré más a menudo por aquí.

    ResponderEliminar
  4. Genial la boda y me ha encantado el apartado del regalo hecho por la Casa Imperial de Todos Meopongo! Casi me muero de la risa, estilo sims 4! Jajajaajjajjajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que teníamos que mantener el estilo, sino la cosa aburre, habría sido otra boda más.

      Eliminar
  5. ¡Cómo me he reído! Terribles esos colados en primera fila, siempre hay cholulos que andan a la pesca de detalle de la realeza, esta plebe...

    ResponderEliminar
  6. Gracias por hacernos reir. Un beso y un abrazo de parte del Imperio de TodosMeOpongo. Muacks !! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene nada que agradecer mi querida Airis, porque usted es mi Emperatriz y yo te doy las gracias a ti.

      Eliminar